La ONU urge a paliar el recorte de Trump en la ayuda a los refugiados palestinos

La ONU urge a paliar el recorte de Trump en la ayuda a los refugiados palestinos
by

El recorte de la ayuda estadounidense a los refugiados palestinos, acordado hace dos semanas por el presidente Donald Trump, amenaza con agravar las condiciones humanitarias y el malestar social en Gaza, donde la mitad de sus dos millones de habitantes subsiste gracias a la cooperación internacional. La población dependiente de la asistencia exterior se ha multiplicado por diez desde el año 2000. En el hospital de Beit Hanun, en el norte de la Franja, llueve además sobre mojado. El centro sanitario ha dejado de atender a los pacientes esta semana ante la falta de combustible para el funcionamiento de los generadores eléctricos, derivada del enfrentamiento entre facciones políticas palestinas.

No es el único sobresalto que sufre el enclave costero. Los 13.000 empleados de la UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos,secundaron una huelga este lunes que obligó a clausurar las escuelas, clínicas y almacenes de alimentos de la organización, que incluye en su censo a 1,4 millones de gazatíes. Fue una protesta desesperada. Tras la retirada de los fondos norteamericanos, muchos temen perder sus puestos de trabajo en un territorio bloqueado por Israel y Egipto, y donde la tasa de paro supera el 45%. “Gaza corre el riesgo de volver a estallar”, asegura el enviado de Naciones Unidas para Oriente Próximo, Nickolay Mladenov. “Está a punto sufrir un fallo total de sistemas; el colapso de la economía tendrá implicaciones en los servicios humanitarios, la política y la seguridad”

La ONU ha lanzado este martes en Ginebra una campaña de emergencia con el objetivo de recaudar 800 millones de dólares (645 millones de euros) para los refugiados palestinos, tanto en Gaza y Cisjordania como en Siria. “La ayuda urgente para mantener la dignidad de los refugiados no puede sustituir a una solución política del conflicto que subyace”, advirtió en la ciudad suiza Pierre Krähenbühl, comisario general de la UNRWA. El responsable de la agencia alertó además de que, si no se reciben nuevos recursos, se puede llegar a “una situación crítica en algún momento de este año que incremente la inestabilidad en la región”.

Las consecuencias del recorte de Trump a las finanzas de la agencia de la ONU —tras el vuelco diplomático que supuso el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel— van a ser abordadas este miércoles en Bruselas. Convocado por la Unión Europea y Noruega, el llamado Comité Especial de Enlace, órgano donde la comunidad internacional coordina la ayuda a Palestina, reunirá en sesión extraordinaria al Cuarteto para Oriente Próximo (ONU, UE, EE UU y Rusia) con los principales países donantes y el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

share