A raíz del discurso de Erdogan: “conversación aclaratoria” con el embajador turco en Israel

A raíz del discurso de Erdogan: “conversación aclaratoria” con el embajador turco en Israel
por

Tras el inflamatorio discurso del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, atacando a Israel y llamando a los musulmanes a acudir en masa a la Mezquita de Al Aqsa, el director general del Ministerio de Exteriores, Yuval Rotem, dialogó con el embajador de Turquía en Israel, Kamal Okem. La plática, promovida por iniciativa del primer ministro, Biniamín Netanyahu, fue calificada por las fuentes diplomáticas como una “conversación de aclaratoria”.

Erdogan manifestó que: “Turquía considera muy importante la justa resistencia de los palestinos y no se rendirá ante los intentos israelíes de cambiar el status quo en la Mezquita de Al Aqsa. Nosotros como musulmanes tenemos que visitar la Mezquita de Al Aqsa con más frecuencia. Cada día que Jerusalén está bajo ocupación es un insulto”.

El presidente turco acusó a la comunidad internacional de guardar silencio con respecto al trato de Israel hacia los palestinos: “Ellos (los israelíes) se sienten inmunes al castigo de sus crímenes; pero la comunidad internacional tiene que hacerles frente. No puede establecerse la paz en la región, si la ley internacional se muestra indiferente a las masacres y la crueldad”.

Sobre el proyecto de ley del muecín, Erdogan dijo que “el proyecto de ley cuyo objetivo es prohibir el llamado del muecín a las plegarias en las mezquitas espera la aprobación del Parlamento israelí. El hecho de que un asunto como ese sea presentado en el orden del día es vergonzoso”.

El Ministerio de Exteriores de Jerusalén respondió duramente a los dichos de Erdogan señalando que: “Aquel que viola sistemáticamente los derechos humanos en su propio territorio, no pretenderá sermonear moralidad a la única democracia verdadera de la región. Israel protege estrictamente la libertad de culto para los judíos, cristianos y musulmanes, y seguirá haciéndolo a pesar de las calumnias infundadas”.

Tras la conversación, Israel transmitió a Turquía que no tiene interés en una crisis diplomática y que considera el asunto terminado.

Paralelamente, Turquía anunció por primera vez que concederá una ayuda de diez millones de dólares a la Autoridad Palestina. La decisión fue tomada tras el encuentro que mantuvo Erdogan con el primer ministro palestino, Rami Hamdallah, en Estambul. Hasta ahora la transferencia de ayuda turca a los palestinos mediante proyectos establecidos en Cisjordania y Gaza se había realizado a través de la estatal Agencia de Cooperación y Coordinación Turca (TIKA); pero no en la forma de envío directo de dinero.

share