¡Acuerdos de paz!

¡Acuerdos de paz!
por

La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden.

Juan 14:27

 

“Estamos dispuestos a trabajar, desde el primer día de nuestro Gobierno, en la búsqueda de La Paz, cuidando de no vulnerar de ninguna manera el marco Constitucional”.

Lic. Alfredo Cristiani.

Presidente de la República de El Salvador, 1 de Junio de 1989.

 

Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Hebreos 12:14

 

El 4 de abril de 1990, se celebró una reunión de diálogo en Ginebra, Suiza, donde se firmó un acuerdo que fijó el conjunto de normas a seguir en el proceso de negociación y se estableció la voluntad de ambas partes, Gobierno y FMLN, de alcanzar una solución negociada y política al conflicto bélico.

 

El principal acuerdo de los 9 capítulos que componen los acuerdos de Chapultepec es el siguiente: CAPITULO I: Fuerza Armada; La Fuerza Armada tiene por misión la defensa de la soberanía del Estado y de integridad del territorio.

 

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡Anímense! Yo he vencido al mundo.

Juan 16:33

 

El Gobierno de El Salvador y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (en adelante «las Partes»). Reafirmando el propósito enunciado en el Acuerdo de Ginebra del 4 de abril de 1990 de » terminar el conflicto armado por la vía política al más corto plazo posible, impulsar la democratización del país, garantizar el irrestricto respeto a los derechos humanos reunificar la sociedad salvadoreña»; teniendo presentes los Acuerdos de San José, de México y de Nueva York, del 26 de julio de 1990, el 27 de abril de 1991 y el 25 de septiembre de 1991, respectivamente alcanzados por ellas a lo largo del proceso de negociaciones que han cumplido con la activa participación del Secretario General de las Naciones Unidas y de su representante, acuerdos que conforman una unidad con el que hoy suscriben; habiendo concluido la negociación sobre todos los temas sustantivos de la agenda de Caracas del 21 de mayo de 1990 y de la Negociación Comprimida de Nueva York del 25 de septiembre de 1991; han alcanzado el conjunto de acuerdos políticos que se enuncia a continuación, cuya ejecución, unida a la de sus anteriores acuerdos ya citados, pondrá término definitivo al conflicto armado salvadoreño.

 

En paz me acuesto y me duermo,
porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado.

Salmo 4:8

 

Hoy 29 años más tarde celebramos estos acuerdos de Paz que nos han facilitado el funcionamiento de la democracia y la alternancia en el Gobierno de El Salvador. Si bien es cierto que no hemos logrado consolidar la Paz social, estamos y vamos por el camino correcto; hemos avanzado de tal manera que la sangre que corrió por todos los años del conflicto armado cesó.

 

Con los acuerdos de paz inició una etapa en la que le corresponde a los jóvenes de esta generación accionar sobre los acuerdos alcanzados; la responsabilidad no es ahora solo de los que estuvieron involucrados en el conflicto armado, ahora corresponde a todos los que conformamos la sociedad Salvadoreña, no importando su lugar de residencia permanente todos podemos ser Embajadores de La Paz.

 

De modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes.

Colosenses 3:13

 

El perdón es básico para seguir avanzando en esta carretera de reconstrucción de paz social, la educación y las oportunidades juegan un papel primordial en este desarrollo de este proyecto que lleva cortos 19 años. Es de hacer notar que todos querrán participar, y aunque es necesario la participación de muchos, con sumar y no restar ya estas colaborando en dicho proceso.

 

Hoy celebramos 29 años de los acuerdos de Paz en El Salvador, pero debo hacer esta pregunta antes de cerrar este blog, ¿Estás tú en paz para con Dios? Nadie puede tener paz sin la ayuda de Jesús, la Biblia le llama El Príncipe de Paz. Él es el Cordero que quita el pecado del mundo, Él es nuestro Redentor.

 

Asegurarse de estar en paz con Dios por medio de Jesús, es la mejor garantía de vida que puedes tener.

Dichosos los que trabajan por la paz,
porque serán llamados hijos de Dios.

Mateo 5:9

 

Celebremos juntos el 29 aniversario de los acuerdos de paz de El Salvador, celebremos los acuerdos de paz entre Dios y cada uno de nosotros por medio del perdón ofrecido por Jesús en la cruz del Calvario.

 No esperes más, no dudes en tomar esta correcta y necesaria determinación.

 

Los que aman tu ley disfrutan de gran bienestar,
y nada los hace tropezar.

Salmo 119:165

share

Recommended Posts