¿COLAPSO U OPORTUNIDAD?

¿COLAPSO U OPORTUNIDAD?
por

– «Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré».

Salmos 5:3 (RVR1960)

 

Según el periódico El País de España, el comercio electrónico no da abasto; esto por el aumento colosal de los pedidos electrónicos realizados por las personas en cuarentena por las últimas semanas a raíz del COVID19.

Empresas multinacionales de alimentos han cerrado sus tiendas y restaurantes, otras como Amazon o Deliveroo han reforzado sus herramientas para atender la demanda que está generando esta pandemia.

Las plataformas digitales se han convertido, aún en nuestros países menos desarrollados, en la única manera de hacer comercio, estudiar, predicar, y en casos extremos dar las últimas palabras de despedida ante la inminente y poderosa enfermedad que es el COVID19.

Priorizar el servicio a personas mayores, aun en el comercio electrónico, ha sido una alternativa, almacenes como El Corte Inglés en España lo han implementado y les está funcionando; pero el problema está en que no todos los adultos mayores pueden manejar las plataformas.

 

– «Hermanos y hermanas, no que yo mismo lo haya logrado ya. Pero una cosa hago: Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús».

Filipenses 3: 13-14 (NVI)

 

Para nosotros en El Salvador, un país con unos 7 millones de habitantes, esta será la oportunidad de ser mayormente creativos y desarrollar nuestro potencial. Tuve un caso de un proveedor que, al ver sus oportunidades cerradas, decidió abrir su plataforma electrónica para vender sus productos.

Tomó el listado de los productos que ya distribuía, y los colocó en la plataforma digital pública, sin costo alguno; juntó su fuerza laboral y comenzó a tomar pedidos llevándolos a la puerta de las casas sin mayor dificultad.

El resultado ha sido maravilloso, su facturación es un poco mayor a la que tenía antes de la crisis que estamos afrontando, pero ¿Cómo fue que lo logró? Viendo en el colapso una oportunidad de reinventar su manera de hacer comercio.

 

Esta situación está trayendo a muchos de nosotros compromisos muy fuertes, financieramente hablando, pero a la vez está dándonos la oportunidad de reinventar hasta la manera cómo predicamos el Evangelio de Cristo.

 

– «Pelea la buena batalla de la fe. Echa mano de la vida eterna a la cual fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos».

1 Timoteo 6:12 (NVI)

 

No podemos ceder ante los embates del enemigo, el hecho que estemos alabando a puerta cerrada no significa que estemos derrotados; este es un tiempo de reinventar la manera de plantear el Evangelio De la Cruz. Aprovechemos estos tiempos de caos para analizar nuestros hechos, analizar nuestras verdaderas motivaciones para estar en lo que estamos: ya sea comercio, religión, desarrollo, educación, todos podemos marcar una diferencia.

 

Esta situación no será el colapso de la humanidad, mas bien, esta será la oportunidad que por mucho tiempo estuvimos buscando en los lugares equivocados; esta es la oportunidad de volver a Dios, de volver a creer en sus promesas, y de volver a predicar sus palabra por medio de nuestros hechos.

share

Recommended Posts