¡Cuando todos te abandonan!

¡Cuando todos te abandonan!
por

Cercano está Jehová a todos los que le invocan,

A todos los que le invocan de veras.

Salmos 145:18

 

Han pasado dos años de estar al frente de esta maravillosa institución. Contamos con más de 578 líderes en 578 iglesias filiales y amigas en el mundo y principalmente en El Salvador, con más de 55 ministerios de ayuda social, entre los cuales atendemos desde niños hasta ancianos, privados de libertad y funerales. Ayudamos a los repatriados y a los olvidados.

 

En este tiempo he aprendido qué significa el quebrantamiento de corazón. Aprendí que Dios mueve líderes y coronas a su antojo y jamás se equivoca en sus determinaciones. El dolor ha sido parte de mi diario vivir y no lo digo por ser una víctima de una organización o sistema, sino por ser víctima de nuestro propio orgullo y autosuficiencia.

 

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos,

porque nunca decayeron sus misericordias.

Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Lamentaciones 3:22-23

 

En mis primeros días de gestión recibí el apoyo de cientos de amigos y algunos familiares por igual, todos prometían ayudar en este nuevo camino a recorrer donde nos tocaría a todos hacer un mayor esfuerzo para hacer avanzar este barco de tan grande magnitud; pero con el pasar de los meses comencé a notar la falta de compromiso de muchas de esas personas que juraron lealtad, pero lo más grave fue que inicié a notar el deseo de muchos de vernos fracasar en nuestro nuevo proyecto de trabajo. Se sentaron a esperar a vernos tropezar sin advertirnos de las cosas que ellos ya conocían, problemas, peligros, posibles barreras, pero ellos en su afán de vernos derrotados guardaron silencio.

 

Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.

Deuteronomio 31:8

 

Luego de unos meses inicio la deserción, osea el abandono de sus áreas de trabajo y la falta de interés en lo encomendado; y por otro lado en silencio muchos iniciaron el abuso de autoridad para con sus subalternos o colaboradores, otros se involucraron en negocios oscuros y relaciones incorrectas según el libro que es nuestra norma de fe, la Biblia.

 

Esto cada día me desgastaba y me hacía sentir en cierta manera traicionado o decepcionado de personas que supuestamente estaban comprometidas con Dios, con su llamado, con su ministerio, con su familia, y con su voto de fidelidad. No es fácil seguir cuando todos te abandonan, no es fácil seguir cuando muchos comienzan a retroceder ante el cambio o la dificultad.

 

Aclamad a Jehová, porque él es bueno;

Porque su misericordia es eterna.

1 Crónicas 16:34

 

Al pasar un año las demandas llegaron, literalmente; todos queriendo unos dólares más, se acercaron las autoridades correspondientes haciendo acusaciones sin fundamento en contra de la institución, que por años fue, ha sido y será buena para con ellos y sus familiares; desde el día uno les ayudamos con alimentos, becas, uniformes, guardería, bolsa escolar, viajes al exterior, vehículo, seguro de accidentes y más.

 

Es por ello que dolía mucho más lo que estaba experimentando con los colaboradores que supuestamente juraron fidelidad a Dios y al líder en función a partir del día del cambio de mando. Para muchos era el principio del final, osea la debacle de este ministerio. A Dios gracias no fue así, puesta la fe en El y con el buen desempeño de los fieles que sí se quedaron seguimos trabajando para la gloria de Dios y para el beneficio de esta organización por Dios bendecida.

 

Pero yo cantaré de tu poder,

Y alabaré de mañana tu misericordia;

Porque has sido mi amparo

Y refugio en el día de mi angustia.

Salmos 59:16

 

Pero faltaba la etapa más difícil de todas, la etapa de la crítica social. !Uf! !Qué nivel de batalla! Las redes sociales de El Salvador montaron una batalla campal, de las más difíciles que he podido atravesar, señalamientos, calumnias, memes, mensajes, correos, y mucho más por un periodo de 6 semanas; no daban tregua, cada día era algo nuevo. Como resultado no solo perdimos credibilidad ante la sociedad salvadoreña, sino también un grupo de personas que literalmente ahora se avergüenzan de ser amigos personales o conocidos de la institución a la cual que representamos. Es duro sentir ese tipo de odio, es difícil guardar silencio ante las acusaciones de los troles de las redes sociales, es difícil llegar a casa y dar la cara ante la familia en general.

 

Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad

y hasta la eternidad sobre los que le temen,

Y su justicia sobre los hijos de los hijos;

Sobre los que guardan su pacto,

Y los que se acuerdan de sus mandamientos

para ponerlos por obra.

Salmos 103:17-18

 

Para terminar, las personas que como pastor acompañé por años en sus tribulaciones y problemas de toda índole también abandonaron la visión, ahora los veo en otras congregaciones, con nuevos pastores y amigos, posteando fotografías que exaltan el nivel de vida espiritual que ahora ellos tienen al haber abandonado el lugar donde nacieron.

 

Créanme, no es fácil seguir cuando todos te abandonan, debes tener claro lo que pretendes lograr, debes tener claro lo que pretendes alcanzar, debes tener claro cuál es tu llamado de parte de Dios. Pero dos años más tarde puedo decir que hasta aquí nos ha ayudado Jehová, su diestra nos sostiene y nos sostendrá firmes y fuertes ante todo tipo de situación. No hay razón por qué temer, no hay razón para retroceder ante el abandono de los amigos y colegas; tú y yo tenemos un llamado superior y por ello seguimos avanzando de cara al sol y con las botas puestas.

 

Cuando todos te abandonan, Dios y tus verdaderos amigos se harán presentes, no tengas temor; recuerda lo que Dios nos dijo en su palabra:

 

No faltó ni una palabra de las buenas promesas que el SEÑOR había hecho a la casa de Israel; todas se cumplieron.

Josué 21:45

 

 

Del Escritorio de Toby Jr.

share

Recommended Posts