EL DON JUANISMO

EL DON JUANISMO
por

El término Don Juan proviene o surge de una comedia de Tirso de Molina, escritor del siglo XVII. Este personaje es un hombre que se dedica a engañar, seducir, violar, asesinar y mentir a toda mujer de la nobleza que se pone en su camino, con la finalidad de mantener relaciones sexuales con ellas.

Las características más comunes que presenta un Don Juan van de la inmadurez emocional a la inseguridad, con problemas relacionados con la autoestima y serias dificultades para conectar en la intimidad.

Los Don Juanes sienten muchas culpas inconscientes y buscan, con nuevos éxitos, librarse de ellas, por eso tienen la compulsión de nuevos retos y salir airosos. Realmente el don juanismo es una reacción de formación, una compensación excesiva por sentirse sexualmente incapaz.

Otro aspecto a destacar es la actitud frente al mundo varonil: también seduce a sus compañeros desde su virilidad, contándole sus hazañas, presentando sus nuevas conquistas. Si la reciente aventura del eterno seductor es joven y bonita y el amigo del Don Juan es casado, se produce la combinación ideal para que este personaje se convierta en un ideal del yo, porque él impresiona logrando todo lo que el otro no puede.
(SALUD 180).-

QUE DICE LA BIBLIA PARA NOSOTROS AL RESPECTO.

Gálatas 5:16
Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

Romanos 7:24-25
¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.

Tito 2:11-12
Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,

Romanos 8:5-6
Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.

1 Corintios 6:18
Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

1 Corintios 6:16
¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne.

Efesios 5:3
Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;
(RV1960)

Reconoce que tienes la debilidad por este tipo de pecado, no te sientas solo, son miles de personas las que descubrimos que somos vulnerables en estos temas tan prohibidos; el paso mas difícil de la situación es aceptar que tenemos el problema.

El segundo paso es buscar ayuda de alguien que tenga la capacidad de ayudarnos a cambiar por completo, lamentablemente las religiones fracasaron; basta ver los casos de abusos de menores para entender que el celibato no es la solución.

Rendir cuentas a un mentor es muy importante, en otras palabras un compañero de oración alguien que este pendiente de tus avances o retrocesos; le llamaremos un apadrinamiento espiritual, con esto no estoy apoyando la paternidad espiritual de estos tiempos que ha llegado a ser un tipo de esclavitud.

La oración será nuestra mejor compañera, ella es la que nos aclara los pensamientos, ella nos empuja a mantener claridad de pensamiento; ella nos permite platicar con Dios ante tal manera que es a través de ella que podemos seguir luchando.

Revise a diario lo que Biblia tiene para usted, el texto sagrado será nuestra guía a través de esta etapa de la vida que es un tanto complicada y pasajera; bloquear las amistades quesos empujan a ello será parte de la liberación de esta adiccion.

¡NO ESTÁS SOLO!

share

Recommended Posts