El triunfo de la esperanza

El triunfo de la esperanza
por

El 14 de mayo de 1948, David Ben Gurión proclamó la instauración del Estado de Israel. La fecha de ese aniversario corresponde ahora al 19 de abril según el calendario hebreo. Ben-Gurión se refirió a la historia del pueblo judío recordando: “Nunca perdió la esperanza”, y “nunca se acalló su plegaria por el retorno y la libertad”. Los judíos habían regresado por fin a su lugar de origen.

 

Hoy en medio de la pandemia más oscura de nuestros tiempos también nosotros podemos unirnos para proclamar la victoria de la esperanza, si bien es cierto que no todos podremos conservar la vida, o el estatus que anteriormente tuvimos en una sociedad enferma por el consumismo, si podremos dejar un legado de lucha e historia para nuestros hijos y nietos; la diferencia la habrán hecho los que se animaron a luchar con todo su corazón y fuerza, los que prefirieron seguir lo positivo que lo negativo.

 

La diferencia la marcarán los que no se dejaron intimidar por el dolor, los que aún con dificultar para respirar siguieron creyendo que saldrían adelante con todo, los que ni por un momento se dejaron engañar y perder de vista la meta que consistía en vencer al Coronavirus en todas las áreas de la sociedad. No demos pues lugar al cansancio o tampoco demos lugar a la división de clases sociales, este es y será un problema que nos aqueja a todos y todas no importando el color de nuestra piel o el salario que percibimos por el trabajo que realizamos, esta es una lucha universal.

 

Ayudemos a que triunfe la esperanza, la felicidad, el amor, el compañerismo, la inspiración, ayudemos todos desde la trinchera que nos corresponde; y si bien en cierto que tenemos todo el derecho a expresar nuestro descontento con las autoridades, procura que lo que expresas y de la manera como lo expresas no desmotive ni complique el trabajo de otros. Expresa todo lo que tienes y llevas por dentro sin desestimar el esfuerzo de los que guardan silencio por temor o por estar enfocados en su trabajo o meta personal, ayudemos a que la esperanza no pierda su brillo, ayudemos a que los que han dado lo mejor de ellos ahora descasen para seguir luchando en los días postreros.

 

Los pesos y contrapesos serán y son siempre necesarios para mantener viva la democracia, pero son de carácter no innecesarios cuando llegamos al punto de frenar buenos proyectos o buenas obras simplemente por no estar conforme a nuestros ideales religiosos o políticos, maduremos y avancemos que este virus no respeta ni credos religiosos. No es necesario tener la razón para hacer lo correcto, pero si es necesario hacer lo correcto para tener la razón; ¿Te sumas?, ¿te animas? Sería ideal poder celebrar el igual que el surgimiento del Estado de Israel en 1948 el derecho a tener una tierra, un idioma, como también una esperanza viva, y la esperanza no avergüenza sino más bien nos empuja a hacer mayores esfuerzos por llegar a la meta en este caso es y será vencer al virus que tiene a muchos de nosotros enfermos y a otros divididos.

 

Que triunfe la esperanza, que triunfe la vida, que triunfe la democracia, que triunfe la verdad, que triunfe la humanidad ante tan difícil situación. El Estado de Israel fue proclamado el 14 de mayo de 1948, día en el que el padre fundador del país, David Ben Gurión, leyó la Declaración de Independencia en Tel Aviv. Sin embargo, el país celebra el aniversario de acuerdo con el calendario hebreo y por ello los actos comenzaron en la noche del 18 de abril.

Netanyahu afirmó que “acabamos de empezar. 70 años es un abrir y cerrar de ojos en términos históricos. No tengo dudas de que dentro de 70 años Israel será aún más fuerte, incluso más próspero de lo que es hoy”.

 

 

 

Del Escritorio de Toby Jr.

share

Entrada Recientes