LOS ENGAÑADOS

LOS ENGAÑADOS
por

Del Señor viene la salvación. ¡Sobre tu pueblo sea tu bendición!

Salmos 3:8

Hijos de Dios son aquellos que hemos sido hechos salvos por gracia y obra de Jesús en la cruz del calvario, salvos son aquellos que a través del perdón de Dios otorgado por medio de Jesús reconocemos que es necesario nacer de nuevo a la familia de Dios.

Encaminame en tu verdad y enséñame porque tú eres el Dios de mi salvación. En ti he esperado todo el día

Salmo 25:5

Hijos de Dios son aquellos que se dejan guiar por medio del Espíritu de Dios en su vida diaria, los que murieron a la carne para iniciar una nueva vida en Cristo; nuevos propósitos y deseos en su mente y corazón. Esta y muchas más son las evidencias de un nuevo nacimiento, no son ni serán tus acciones religiosas por las cuales percibes un beneficio financiero social o de reconocimiento alguno de parte de terceros.

El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿de quién me he de atemorizar?

Salmos 27:1

Hijos de Dios son sus herederos los que han recibido el don del Espíritu Santo, los que ahora disfrutan ya de los dones del Espíritu, los cuales están mencionados en diversidad de textos Bíblicos en el Nuevo Testamento. Hijos de Dios según la Biblia en Gálatas los que fueron predestinados, escogidos, seleccionados por las cuerdas de amor que Dios lanzo por medio de los profetas y mensajeros.

¡He aquí, Dios es mi salvación! Confiaré y no temeré, porque el SEÑOR es mi fortaleza y mi canción; él es mi salvación”

Isaías 12:2

Hijos de Dios son los que aman a Jesús, pues Jesús dijo que él salió del Padre y quien tiene al Padre tiene al hijo, por ende el que ama a Dios amaría a Jesús. Entonces Jesús les dijo a los Fariseos que ellos querían hacer los deseos de su padre, osea los deseos de la carne y no los de Dios, pues ellos pertenecían a su padre el diablo. Los hijos de Dios no hacen injusticias, por lo contrario hacen lo que agrada a Dios de tal manera que todo lo que emprenden y hacen es para la gloria de Dios.

Se dirá en aquel día: “¡He aquí, este es nuestro Dios! En él hemos esperado, y él nos salvará: ¡Este es el SEÑOR! En él hemos esperado. ¡Gocémonos y alegrémonos en su salvación!”

Isaías 25:9

La Biblia establece claramente, que toda la gente es creación de Dios (Colosenses 1:16) y que Dios ama al mundo entero (Juan 3:16), pero que sólo aquellos que han nacido de nuevo son hijos de Dios (Juan 1:12; Juan 11:52; Romanos 8:16; 1 Juan 3:1-10).

Y dará a luz un hijo; y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados

Mateo 1:21

Y tú, ¿Te consideras salvo? ¿O será que estamos engañados por nuestra vana manera de vivir y la sumatoria de nuestras actitudes? No seamos parte de los engañados y formemos hoy parte de la familia de Dios por medio de la fe en Jesús.

share

Recommended Posts