¡PERO QUEDA CRISTO !

¡PERO QUEDA CRISTO !
por

 

Diego Armando Maradona, futbolista, 60 años

(30 de octubre de 1960 – 25 de noviembre del 2020) El astro indiscutible del fútbol argentino nació en un barrio pobre de la provincia de Buenos Aires, y desde muy joven demostró talento por el deporte. Debutó profesionalmente a los 16 años con Argentinos Junior Club, iniciando lo que sería una carrera legendaria. Jugó 34 partidos en cuatro Copas Mundiales y llevó a Argentina a coronarse campeón en México 1986 —Maradona como capitán— y subcampeón en Italia 1990; y fue entrenador principal en Alemania 2008 y director técnico de la selección en Sudáfrica 2010. En 1991 comenzaron sus problemas de salud cuando fue suspendido por 15 meses por dopaje, cosa que se repitió en el Mundial de 1994 luego de un partido en Boston. En 1998 se retiró del fútbol como jugador, y aunque fue comentarista deportivo y presentador de televisión, nunca se alejó demasiado del deporte. Por unos años fue entrenador de varios equipos en los Emiratos Árabes Unidos, Belarús y México, hasta que volvió a un club argentino, el Gimnasia de La Plata, en el 2019. Durante todo ese tiempo, batalló contra su drogadicción y alcoholismo con varias rehabilitaciones y hospitalizaciones. A principios de noviembre se había sometido a una operación para extraer un coágulo cerebral, de la que se esperaba que se recuperara. Sin embargo, dos semanas después de salir del hospital y a menos de un mes de haber cumplido 60 años, falleció de un infarto en su casa de Buenos Aires. El presidente de Argentina, Alberto Fernández, decretó un duelo nacional de tres días.

 

Kobe Bryant, basquetbolista, 41 años

Una de las primeras malas noticias del año 2020 fue la muerte del famoso basquetbolista Kobe Bryant, quien perdió la vida junto a otras siete personas en un accidente aéreo el 26 de enero de dicho año.

Su frase «Mamba Out» se viralizó al día siguiente, cuando los fanáticos del básquet, famosos y usuarios de redes en general se sensibilizaron ante la noticia, junto a ella, las etiquetas #RIPMamba y #RIPKobe se hicieron eco de una inesperada noticia que conmocionó mucho más allá del mundo del deporte: la muerte de la leyenda de la NBA a los 41 años en un accidente de helicóptero en Calabasas, Estados Unidos.

 

Manuel “El Loco” Valdés, actor, 89 años

29 enero 1931- 28 agosto 2020 El actor y comediante mexicano falleció a los 89 años. La causa de la muerte fue una acidosis metabólica gástrica.

 

Joaquín Salvador “Quino”

17 julio 1932 – 30 setiembre 2020 El dibujante de 88 años falleció como consecuencia de un accidente cerebrovascular en Buenos Aires, el lugar donde de residencia de su querida Mafalda.

 

Eddie Van Halen

26 enero 1955 – 06 octubre 2020 El reconocido guitarrista del icónico grupo de rock Van Halen, murió después de una larga y ardua batalla contra el cáncer.

 

Sean Connery

25 agosto 1930 – 31 octubre de 2020 Fue el primer actor en interpretar el icónico personaje del agente 007 en el cine y murió a sus 90 años.

 

Por la mañana yo dirijo mí Alabanza,

A Dios que ha sido y es mí Única esperanza.

Por la mañana yo le invoco Con el alma,

Y le suplico que me dé su Dulce calma.

Y Él nos escucha, pues nos Ama tanto,

Y nos alivia de cualquier Quebranto.

Nos da su mano poderosa y Fuerte,

Para librarnos de la misma Muerte.

 

Cuando la noche se aproxima Tenebrosa,

En elevarle mi oración mi alma Se goza;

Siento tu paz inagotable, dulce Grata,

Porque temores y ansiedad Cristo los mata.

También elevo mi cantar al Cielo,

Cuando a la tierra baja negro Velo;

El sol se oculta, pero queda Cristo

A quien mis ojos en el sueño Han visto.

 

Brilla su lumbre bienhechora Mientras duermo;

Pone su mano sobre mí, si Estoy enfermo.

Me fortalece, me alienta con El sueño,

Pues es mi Dios, mi redentor Y él es mi dueño.

Y al despertar por la mañana siento

Que Dios invade mi alma y pensamiento;

Veo a Jesús, mi Redentor amado,

Por mí pecado en una cruz clavado.

 

Veo la sangre de sus manos que ha brotado;

Veo la sangre borbotando en un costado;

Una corona con espinas en su frente,

La multitud escarneciéndole insolente.

Pero, que dicha cuando al cielo sube,

Lleno de gloria en majestuosa nube

Él nos promete regresar de nuevo para

llevarnos a gozar al cielo.

 

Pero al final queda Cristo; en su palabra nos dijo:

 

28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Mateo 11:28-30 Reina-Valera 1960

share