¡POR SI TE LO PERDISTE!

¡POR SI TE LO PERDISTE!
por

En un reporte de Sociedades Bíblicas Unidas de 2007 se afirma que solo uno de cada ocho personas conoce la “verdadera” historia de navidad en Gran Bretaña. En ella apuntaban que el 88% desconocía uno o varios detalles del relato bíblico de la navidad. Puede que solo un pequeño porcentaje de la población conozca la historia bíblica, ¿pero es el relato de los Evangelios fiable sobre el nacimiento de Jesús? ¿Tienen los cristianos también algo que aprender sobre este hecho?

 

La historia comienza narrando que un ángel se le presentó a María. El Evangelio de Mateo le llama “El ángel del Señor”, mientras que el Evangelio de Lucas le da nombre, lo llama Gabriel. Este ser angélico tiene por misión informarle a María que estaba esperando un hijo del Espíritu Santo. El esposo de María, José, también recibió la visita del ángel (algo narrado por Mateo, mas no por Lucas) y este le pide a José que aceptara a su esposa ya que estaba esperando un hijo del Espíritu Santo.

 

Una noche de hace muchos, muchos años, el arcángel Gabriel visitó a la joven María para darle la noticia de que en su vientre llevaba al hijo de Dios, un niño al que tendría que llamar Jesús. María, extrañada, le preguntó cómo había sido posible, si no había conocido varón. Pero el arcángel le dijo que era posible, porque el que nacería, sería el hijo de Dios.

 

María tuvo miedo de que José, su prometido no creyera su historia y así sucedió, pero el arcángel volvió para contarle a José la buena noticia, así fue como creyó que se había obrado el milagro y decidió permanecer a su lado para siempre.

Tiempo después, una fría noche de un 24 de diciembre, María y José iban camino de Belén para registrar el nacimiento de su futuro hijo, tal y como había ordenado el emperador César Augusto. José iba caminando y junto a él su mujer, María, a punto de dar a luz a su hijo, sentaba en un burro.

A su llegada a Belén, María y José buscaron un lugar para alojarse, pero llegaron demasiado tarde y todo estaba completo. Finalmente, un buen señor les prestó su establo para que pasaran la noche.

José juntó paja e hizo una cama para su esposa. Y un buey una mula que estaban en el establo ayudaron con su aliento a dar calor a la pareja y al niño que acababa de nacer: era el niño Jesús, el hijo de Dios que salvaría a los hombres.

Esa misma noche, de cielo claro y despejado, una estrella brilló más que las demás y se situó encima del lugar donde está el niño. Muy lejos de allí, en Oriente, tres sabios astrólogos llamados Melchor, Gaspar y Baltasar, sabían que esa estrella significaba que un nuevo rey estaba a punto de nacer.

 

Los tres sabios, a los que conocemos como Los Tres Reyes Magos, fueron siguiendo la brillante estrella hasta el pesebre de Belén para visitar a Jesús. Cuando llegaron a su destino, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron hasta el pesebre y le presentaron sus ofrendas al Niño Dios: oro, incienso y mirra.

 

Hoy en día, de la misma forma que Los Reyes de Oriente llevaron regalos a Jesús, la noche del 24 de diciembre Papá Noel, y la noche del 5 al 6 de enero los Reyes Magos, llevan regalos a todas las casas para conmemorar el nacimiento del Niño Jesús.

Por eso no te olvides de dejar leche y galletas para los reyes Magos, ¡o te dejarán carbón!

 

¿Cómo fue Jesús de niño?

Es posible que tu hijo te pregunte qué ocurrió con Jesús después. Le puedes explicar que Jesús murió en la cruz para salvar a todos los hombres y resucitó al tercer día. Sin embargo, antes de la historia de Jesús adulto, hay una historia pocas veces contada, es la historia de la infancia de Jesús, ¿Quieres saber cómo la vivió?

– ¿Sabías que había tenido hermanos? Según la Biblia, Jesús vivió una infancia feliz, en su aldea con sus padres María y José y sus hermanos y hermanas.

– Todos los años, Jesús realizaba un largo viaje hasta Jerusalén para celebrar la Pascua.

– Además, cometió alguna travesura, como otros muchos niños. Un buen día, su madre y su padre no podían encontrarle, preocupados buscaron por todas partes sin dar con él. Viajaron hasta la ciudad y allí lo encontraron, estaba en un Templo hablando con hombres adultos, todos le escuchaban embelesados, era un niño muy sabio que les hablaba de Dios y de las Escrituras.

 

La vida de Jesús contada para niños

Los niños, curiosos por naturaleza, te preguntarán más cosas sobre el nacimiento y vida de Jesús. Esta información te será muy útil:

Se dice que Jesús nació en el año 4 antes de nuestra era.

Poco se sabe sobre su infancia aparte de unos cuantos datos recogidos en el Nuevo Testamento, como el episodio del Templo.

 

El rey Herodes, al sospechar que había nacido el Hijo de Dios, decidió matar a todos los bebés nacidos. María y José huyeron con Jesús a Egipto para que no le encontrara.

Cuando el rey Herodes murió, María y José regresaron a Israel, pero no fueron a vivir a Belén, donde había nacido Jesús, sino a una pequeña aldea en Galilea, llamada Nazaret.

 

De joven, comenzó a viajar por las aldeas vecinas llevando la palabra de Dios y comenzó a tener muchos seguidores que gustaban de escucharle. En algunos de ellos, realizó milagros, como convertir el agua en vino o devolver la vista a un ciego.

Jesús tenía muchos seguidores que escuchaban su palabra y 12 apóstoles que le seguían allá donde fuera. Todos le conocían como el Hijo de Dios.

 

DE ALGO PUEDES ESTAR SEGURO:

 

El mesías nacería en Belén (Betlehem)

Miqueas 5:2

2 Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.

 

El mesías nacería de una joven

Isaías 7:14-16

14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

15 Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno.

16 Porque antes que el niño sepa desechar lo malo y escoger lo bueno, la tierra de los dos reyes que tú temes será abandonada.

 

El Mesías tendría autoridad profética solo comparable a la de Moisés

Deuteronomio 18:18, 19

18 Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare.

19 Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta.

 

El Mesías seria luz para los Gentiles

Isaías 49:6,7

6 dice: Poco es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.

7 Así ha dicho Jehová, Redentor de Israel, el Santo suyo, al menospreciado de alma, al abominado de las naciones, al siervo de los tiranos: Verán reyes, y se levantarán príncipes, y adorarán por Jehová; porque fiel es el Santo de Israel, el cual te escogió.

 

El Mesías moriría

Salmos 22:14,16,17

14 He sido derramado como aguas,

Y todos mis huesos se descoyuntaron;

Mi corazón fue como cera,

Derritiéndose en medio de mis entrañas.

15 Como un tiesto se secó mi vigor,

Y mi lengua se pegó a mi paladar,

Y me has puesto en el polvo de la muerte.

16 Porque perros me han rodeado;

Me ha cercado cuadrilla de malignos;

Horadaron mis manos y mis pies.

17 Contar puedo todos mis huesos;

Entre tanto, ellos me miran y me observan.

 

“Si no lo entiendes como niño, es tiempo que lo entiendas a la luz de la palabra de Dios, La Biblia”.

share