¡Simplemente Gracias!

¡Simplemente Gracias!
por

Gracias por ser tan especiales en todo lo que hacen, gracias por inspirar a otros a seguir luchando, gracias por desarrollar sus talentos en beneficio de otros, gracias por repartir el periódico cada mañana, gracias por limpiar sus unidades de transporte colectivo para mejorar el servicio, gracias por vender agua en los semáforos de la ciudad, gracias por pautar esa música que nos alegra el alma cada mañana por oscura que haya estado la noche anterior.

Gracias por traer esperanza a nuestras familias a través de sus tuits y publicaciones, gracias por cada meme, que si bien en algún momento nos dañó, ahora nos divierte, gracias por cada fotografía publicada con la intención de decir la verdad en el lugar de los hechos, gracias por cada invitado a sus programas de entrevistas matutinas o vespertinas, gracias por ceder el paso al adulto mayor, gracias por hacer juntos un mejor El Salvador.

Gracias por recordarnos que todo esfuerzo dará su fruto, gracias por pensar en los menos privilegiados, gracias por sembrar en las comunidades, gracias por visitar a nuestros ancianos, gracias por esos panes de la calle que nutren el cuerpo y alegran el alma, gracias por esas minutas y golosinas que representan nuestra cultura hispana.

Gracias por poner buenos precios a su mercadería para alivianar la carga financiera de la familia en general, gracias a todos los camarógrafos y presentadores de noticias que nos mantuvieron informados durante todos estos días del año, gracias a los productores y maquillistas quienes están tras cámaras garantizando que los resultados sean óptimos, gracias al talento musical quienes con sus canciones elevaron nuestras emociones mas íntimas.

Gracias a los que laboran en casa, esas bellas personas que conocen nuestro lado oscuro pero cada día lo disimulan con una bella sonrisa, gracias a los jardineros que nos alegraron la vida decorando con ahínco la colección de macetas exhibidas desde los balcones de los edificios, gracias a los que hicieron posible la distribución del vital liquido H2O, gracias a los repartidores de gas propano quienes hicieron posible la cocción de nuestros sagrados alimentos.

Gracias a nuestros asistentes o escuderos, que evitaron que nuestro mundo estuviera de cabeza, a los que reparten la correspondencia y esos temidos estados de cuenta, hoy les decimos gracias, gracias por los amigos que aún en los peores momentos están contigo, gracias a nuestros críticos quienes con sus complejos y frustraciones tocaron nuestro corazones con palabras que parecían espadas, pero de todas ellas salimos bien librados.

Gracias a nuestros maestros, jefes y mentores, gente de bien que se multiplicó y no mutiló nuestros sueños, gracias a la señora de la despensa, que a pesar de no haber cancelado lo consumido anteriormente, nos espero hasta el día de pago sin dar vuelta atrás y poder así alimentar a nuestras familias, gracias al joven del car wash, que semana a semana nos daba algo extra, un esfuerzo extraordinario para nuestro vehículo quedara limpio.

Gracias a los predicadores y religiosos, quienes nos guiaron e inspiraron para mantener una vida sana y libre de errores y tormentos, gracias a todos los maestros de escuela bíblica que hoy mas que nunca están comprometidos con la visión de multiplicar el tesoro llamado conocimiento, gracias a los parqueadores de vehículos, quienes nos hicieron sentir seguros cuando estábamos aprendiendo de la palabra de Dios en la Iglesia.

En esta fecha tan especial les digo:

 

“SIMPLEMENTE GRACIAS!”

share

Recommended Posts