¡YO SÉ, QUE ÉL VIVE !

¡YO SÉ, QUE ÉL VIVE !
por

Existen 5 posibilidades en el tema de la resurrección de Jesús, la primera podría ser que no murió, la segunda que la resurrección fue un invento de sus seguidores, la tercera podría ser que el mismo dolor o pérdida de poder por parte de sus discípulos les obligara a alucinar al respecto, la cuarta seria que son puros
cuentos de la antigüedad y la quinta que realmente resucitó.

Esto dijeron algunos conocedores e historiadores segundas fuentes consultadas:

– Lucio (c.120-después 180 d.C. se refirió a Jesús como un sofista crucificado (filosofo).

– Josefo (c.37-c.100 d.C.) escribió, “En este tiempo apareció Jesús, un hombre sabio, porque el era un emprendedor de obras asombrosas. Cuando Pilatos lo condenó a la cruz, los principales hombres entre nosotros, lo habían acusado, aquellos que lo amaron no cesaron de hacerlo.”

– Tácito (c.56-c.120 d.C.) escribió, “Christus, de quien el nombre tuvo su origen, sufrió la extrema sanción… en las manos de nuestro procurador, Poncio Pilatos.”

Pero yo sé que él vive, no por cuestiones religiosas o tradicionales internas explicar lo que en mi vida sucedió al invitar a Jesus a nuestro corazón; Él llegó a mi vida en el tiempo perfecto, fue algo maravilloso creyendo que le conocía, me di cuenta que estaba mal y muy alejado de la realidad. Mi vida espiritual era de carácter inexistente a tal grado que no tenia tiempo para pensar en esas cosas.

Después de invitarle a mi vida como Señor y Salvador, Él quito de mi, el dedo de comportarme de esa manera indiferente y llena de pecado, o sea de comportarme de una manera mala e incorrecta; fue de un día para otro que ya no sentía el deseo de frecuentar esos lugares que con anterioridad me daban o generaban tanto placer o felicidad.

Luego de un tiempo me percate que logre vencer mis temores y complejos, ya no era la misma persona, ahora estaba seguro de estar en el lugar correcto y con personas que creían en mi y en mis propios hechos de vida; ya no vivía yo, era Cristo viviendo en mi, en mi corazón y mente, eso es una experiencia inexplicable, fue descubrir algo nuevo algo que jamás había experimentado.

Finalmente fue su llegada a mi vida la que me mostró el camino a seguir, sin reglas, sin regaños, sin golpes puso en mi corazón convicción de hacer la cosa de una mejor manera; la Biblia nos reveló que Jesús es el camino la verdad y la vida y que nadie viene al Padre si es por Él. Qué privilegio el mío de ver como todo tenia su lugar y ahora todo tenia sentido.

Yo sé que él vive, no solo por lo que todos dicen o argumentan, lo sé por la simple razón que Él cambio mi vida y poco a poco va transformando mi corazón y mente; un día como hoy yo puedo decir yo sé que mi Redentor vive y que jamás me dejará de respaldar, invita hoy a Jesús a tu vida y podrás decir también:

 

¡Yo sé que mi Redentor vive!

share

Recommended Posts